AM por dentro

AM verde

Cuidado ambiental mediante el reuso del agua potable

Aguas Mendocinas procura mejorar la calidad del ambiente hídrico, controlando todos aquellos factores que manifiesten algún tipo de riesgo para la salud del hombre.

Una de las grandes preocupaciones para la compañía es la del tratamiento de efluentes y reuso para riego ambiental.

Los líquidos tratados, son sometidos a periódicos controles de laboratorio que permiten determinar las condiciones físico-químicas y microbiológicas, asegurando que los parámetros, tanto como los procesos y técnicas aplicadas a los líquidos cumplen con las pautas establecidas por el Contrato de Concesión.

La aplicación de aguas residuales tratadas mejora la calidad de los cultivos, constituyéndose en una solución natural ecológica al problema de los efluentes.

La aplicación de las aguas residuales tratadas con ACRE (Áreas de Cultivos Restringidos Especiales), constituye en sí un tratamiento adicional que mejora la calidad de los cultivos.

El nitrógeno, potasio y fósforo presentes en las aguas residuales tratadas en lagunas de estabilización tienen un valor como fertilizante y aumentan el rendimiento de los cultivos; al contrario de los fertilizantes químicos, los nutrientes presentes en estos líquidos conforman una combinación de compuestos orgánicos rápidamente absorbidos por las plantas, más aún, como los nutrientes se aplican al cultivo gradualmente no son fácilmente lavados del suelo como ocurre con los fertilizantes químicos, por lo que los nutrientes de los líquidos residuales resultan tener una eficiencia de utilización mayor y en muchos casos permiten evitar la aplicación de fertilizantes suplementarios.

Los líquidos tratados, son sometidos a periódicos controles de laboratorio que permiten determinar las condiciones físico-químicas y microbiológicas, asegurando que los parámetros, tanto como los procesos y técnicas aplicadas a los líquidos cumplen con las pautas de calidad exigidas.

AM trata un caudal aproximado de 3.15 m3/s correspondientes a una población de 800.000 habitantes lo que representa una cobertura del 91% de la provincia (área concesionada).

Los ACRE constituidos en la provincia benefician a numerosos emprendimientos agrícolas que con este sistema de riego ecológico posibilita asegurar una adecuada disposición de los efluentes con la garantía de haber erradicado todo tipo de contaminación.

Tanto el tratamiento como la disposición final con aprovechamiento para riego realizados por AM cumplen estrictamente con las normas establecidas por la Organización Mundial de la Salud, las que establecen cuatro medidas principales para proteger la salud:

  • Tratamiento de los efluentes
  • Restricción de los cultivos
  • Método de aplicación
  • Control de la exposición humana

Seguinos

Notas Relacionadas